Este jueves 14 de noviembre a las 18:30 hrs se realizará la inauguración de la exposición “Rafael Ampuero para las nuevas generaciones”, en el auditorio de la Corporación Cultural de San Pedro de la Paz ubicado en Los Fresnos 1640, Villa San Pedro.

La Exposición cuenta con 25 reproducciones en formato A3 (33 cms x 48cms), parte de la obra postuma del gran Grabador Tomecino Rafael Ampuero, fallecido en 1984. Norma Saéz, su viuda, es quien a conservado el patrimonio intacto de los grabados realizados en la técnica de xilografía de los cuales muchos son inéditos para la audiencia actual. Además se presentarán originales a color de los cuales se realizaron muy pocas impresiones.

Rafael Ampuero Villarroel, grabador. Nació en la ciudad de Ancud, el 23 de junio de 1926. Murió en Tomé, Chile el 8 de julio de 1984.

Recién egresado del liceo de humanidades demostró sus capacidades realizando diseños de juguetes, destacando por su habilidad y precisión en el dibujo. A los 18 años mientras trabajaba como ayudante oficial del registro civil de Concepción, recibió lecciones de pintura de Elías Zaror, quien había recibido lecciones del pintor Pedro Luna.

En 1952 fue nombrado profesor de la Escuela de Bellas Artes de Concepción. Posteriormente se trasladó a Santiago y durante un año trabajó para la revista El Peneca. Luego de un año de permanencia en la capital regresó a Concepción y trabajó como reportero policial del diario La Patria.

En 1969 se le invitó a participar en la decoración del Hotel Sheraton de Santiago junto a otros artistas. Años mas tarde se instaló en Tomé, en donde trabajó en una empresa maderera asumiendo un cargo ejecutivo. Mientras cumplía su rol empresarial, también desarrolló una profunda vocación pedagógica y cultural. Motivado por estas inquietudes se unió a algunos intelectuales con los que fundó el Círculo de Bellas Artes de Tomé cuyo afán buscaba la descentralización del acontecer cultural y social del país.