En el marco de la celebración del Día de la Madre, la Corporación Cultural de San Pedro de la Paz realizó distintas actividades para homenajearlas y hacerles sentir lo importante que son en nuestras vidas. Además de la “Feria Mamá”, con regalos, sesiones y talleres gratuitos, se realizó la primera versión del concurso literario “100 palabras para mamá”, con un llamado a escribir un cuento, historia, poema o reflexión inspirada en quienes nos trajeron al mundo.

Como parte de la estrategia de promoción y difusión del concurso, el equipo de la Corporación Cultural de San Pedro de la Paz realizó dos actividades con niños de los colegios Enrique Soro y Boca Biobío Sur, quienes de manera espontánea quisieron sumarse a la iniciativa y escribieron sus relatos en poco más de una hora.

Tanto las educadoras como los futuros escritores se mostraron felices y agradecidos con la actividad en que participaron cerca de 40 niños y niñas entre 4 y 8 básico. El resultado sorprendió por la espontaneidad y calidad de los relatos, la mayoría de ellos con palabras amorosas y de agradecimiento a sus mamás; aunque también hubo fábulas y anécdotas que dan cuenta de sus inquietudes más íntimas y del entorno en que viven.

“Fue una actividad muy gratificante. Tanto el tema como el formato de 100 palabras resultaron muy atractivos para que ellos se expresen creativamente”, comentó la gerente ejecutiva de la corporación, María Angélica Ojeda. “Fue, sin duda, un impulso para seguir realizando actividades en terreno con los niños de la comuna, tal como sucede con nuestro programa Ahora es Cuando orientado a sectores con menos acceso a las artes. De este modo se contribuye a formar personas más reflexivas, críticas y sensibles; lo cual además repercute en su entorno familiar”.

El equipo de Comunicaciones de la Corporación Cultural de San Pedro estuvo a cargo de seleccionar a los tres mejores relatos entre los participantes del concurso, el cual estuvo abierto por dos semanas a través de la página web y el fan page de la institución. A continuación, los ganadores de “100 palabras para Mamá”

 

Primer lugar. Dos vouchers de descuento equivalentes a 100 mil pesos para viajes en Jet Smart

Ganador: Martín Vergara (4 básico Boca Biobío Sur)

Segundo lugar. Una cena para dos personas en Hotel El Araucano

Ganador: Vicente Pino (4 básico Boca Biobío Sur)

Tercer lugar. Una beca para taller artístico de la Corporación Cultural de San Pedro de la Paz

Ganador: Flo Lespay (8 básico Enrique Soro)

 

Estos son los textos realizados por los niños de los colegios Enrique Soro y Boca Biobío, los cuales sin duda expresan la fuerza del vínculo que estos pequeños escritores tienen con sus mamás. Vale agregar que tanto los cuentos ganadores como el resto de los finalistas serán registrados en audio con el fin de incentivar la inclusión dentro de las actividades culturales de la comuna.

 

Mamá, te agradezco por el hecho de traerme a la vida. Desde el primer día que te abracé, te quise porque me cuidaste en los momentos más difíciles.  Cuando lloras, lloro contigo, cuando sopla el viento es cuando más te quiero. Tú me protegiste cuando tenía miedo, tú estás para mí, tú haces todo para mí y para que no me falte nada. Significas todo, y cada noche lloro de amor por ti. Cuando pintas el aire con tus palabras, cuando duerme tu cuerpo a mi lado, cuando besas mi mejilla, eres arena blanca, eres semilla linda.

Martín Vergara Escuela Boca Biobío Sur. 4°A

 

Mamá te quiero, siento que me derrito al estar contigo, es como si fueras mi amanecer, eres mi té caliente, eres mi marcha. Madre, mi querida madre, te amo de corazón.

Vicente Pino.  4°B Boca Bio Bio

 

Brazo de reina

Una vez con mi mamá teníamos hambre, pero no queríamos comer lo mismo de siempre. Así que a ella se le ocurrió la idea de cocinar un brazo de reina. Nos levantamos y ella se puso a prepararlo con mi ayuda, mientras lo terminábamos de hacer, yo fui y busqué una película.

Un rato más tarde comenzó a llover y hacer más frio, encendí la estufa mientras mi madre servía el brazo de reina. Luego ella lo trajo, nos tapamos con una mantita, y mientras comíamos me di cuenta de cuanto amaba a mi madre y de cuanto ella me ama a mí.

Flo Lespay. 8°A Enrique Soro

 

Mi mamá es una osita.

La osita mamá está feliz porque su osita bebé ha nacido. Ya le ha empezado a dar leche calentita, la cuida, le sana sus heridas, le trae comida; pero, sobre todo, le da amor y cariño. Luego oscureció, y pasaron la noche abrigaditas. Mamá osita le ayudó a su bebé a comer, a caminar, a leer, y muchísimas cosas más. Fue así como pasaron muchas primaveras, hasta que bebé osita ya era una niña.

Una noche mientras las dos veían al cielo su hijita le dijo: ¿La constelación de la osa mayor y menor somos nosotras, verdad? ¡Estaremos juntas para siempre!

Olga Sofía Gamonal Prieto. 7B Escuela Boca Biobío

 

El reencuentro

Había una vez un niño llamado Pedrito, cuya madre tenía una severa adicción al alcohol y las drogas. Su padre la intentaba detener, pero cuando trataba ella caía cada vez más y así el niño lo notificó en la escuela. Tras eso ayudaron a la mamá a salir de su adicción, pero otros niños se enteraron y molestaban a Pedrito, pero él soportó y soportó todo lo que pudo. Hasta que unos meses después la mama salió de todo eso y logró reencontrarse con su hijo. Ahora cuando él vuelve del colegio, su mamá lo recibe con los brazos abiertos.

 Tania Peña Matus. 8°B Colegio Enrique Soro

 

Una mamá fantástica

Había una vez un matrimonio y un hijo, pero en esa familia no eran muy felices que digamos, porque el padre era drogadicto y la mamá con su hijo sufrían mucho con él, y ella además no tenía familia con quien resguardarse.

Hasta que un día el padre llegó borracho y le pegó a su esposa y a su hijo.

Así que se fueron de la casa y vivieron en la calle por varios años, hasta que un día la mamá encontró trabajo. Esa mamá ahora tiene un hijo doctor y son muy felices. Por eso nunca hay que menospreciar a una mujer.

Jeremías Carro 7B Enrique Soro

 

El sueño de José

Había un niño llamado José, a quien le gustaban mucho los cuentos de su madre. Para el día de la mamá él siempre la despertaba con desayuno en la cama. Pero un día José, de curioso, quiso ver unos papeles que ella guardaba en su guardarropa y se puso a leerlos. Allí decía los nombres de sus padres verdaderos.

José se asustó mucho y rápidamente le mostró los papeles a su madre. Ella, muy furiosa, le quitó los papeles de las manos sin dar ninguna explicación. Entonces José despertó de un sueño, muy asustado. Se levantó y fue a darle el desayuno a su mamá.

Andrés Belmar. 7b Enrique Soro.

 

La espera de Alejandra

Había una vez una niña llamada Alejandra. Ella residía en un Hogar de Menores y vivía con la esperanza de ser sacada de ese horrible lugar, lleno de maltratos.

Cuando cumplió 10 años en ese lugar, ya con 15 años, a ella no le importaba nada; ni tener una familia ni una madre. Un 15 de noviembre alguien fue a verla. Era una mujer que llegó al Hogar con la esperanza de cuidar a una niña en su casa y darle el amor que nunca tuvo. Ella se fue acercando y encariñando más con Alejandra, y viceversa. El día en que se le cedió el derecho a llevarse a Alejandra, ella se dio cuenta de lo mucho que necesitaba a una madre y lo importante que sería en su vida.

Dannae Valenzuela Cabrera. 8b Escuela artística Enrique Soro.

 

Mi mami y el control remoto

Un día, me encontraba en el segundo piso, y mi mamá en el primero. Mientras yo estaba jugando “free fire”, mi mamá estaba recostada en el sillón, mientras que el control remoto estaba en la mesa de centro. De pronto mi mamá me nombra y me llama para que le alcanzara el control, fui y se lo pasé para luego seguir en lo que estaba. Al rato me di cuenta de que mi mamá se volvió a quedar dormida pero esta vez, encima del control y cuando despertó se dio cuenta de que lo había roto. Tuve que acompañarla a la feria para comprar otro, pero mientras íbamos caminando, nos reímos de la situación durante todo el camino.

Gracias mami, eres la mejor.

Esteban Murata Oliva. Escuela Boca Biobío Sur. 5°B

 

Una vida con mi mamá

Hace 12 años yo estaba adentro de mi madre; un par de meses después nací. Fue una aventura con mi mamá. Cuando cumplí un año me hicieron mi cumpleaños. Fue emocionante, nunca en mi vida tendría una aventura así.

Cumplí tres años. Mi primer día de escuela mi mamá estaba ahí conmigo, pero cuando se fue me puse a llorar porque no me alcancé a despedir. Después las tías llamaron a mi mamá. Ahí me calmé, pero la echaba de menos; no podía dejar de pensar en ella. Cuando llegué a la casa me tiré en sus brazos y la llené de besos. Esa fue la historia con mi madre, siempre la amo y siempre la querré. Un consejo: Siempre valora a tu mamá.

Jaime Provoste Escuela Enrique Soro.

 

Gracias mamá

Gracias mamá por llevarme nueve meses en tu pancita, gracias por soportar cuando me porto mal, cuando no te hacía caso, por tener que trabajar noche y día y casi no dormir nada. Cuando estaba enferma compraste remedios y cuando era bebé me cuidabas de todo el peligro.  Tu siempre serás mi madre, eres la mejor mamá del mundo. Aunque no tengamos un padre que nos apoye, tu eres mi mamá y papá a la vez. Me haz cuidado, protegido y me haz amado como nunca. Y yo a ti, sólo puedo decir que te quiero.

Paola Esparza Escalona. 4° Boca Bio Bio.

 

De todas las madres, tu eres la mejor, si estoy enfermo me sanas, si estoy enojado me calmas, si tengo problemas me ayudas a resolverlos. Aunque a veces me retes por portarme mal, al rato salimos abrazados y me perdonas.

Aprovecho de agradecerte por esperarme y ser mi maestra, por creer en mi, por acompañarme, por tus besos y tus abrazos, por tu cariño infinito hacia mí, por quererme tal y como soy. Gracias por darme todo lo que necesito, por enseñarme modales como respeto, solidaridad, los aprendí de ti y deseo decirte que te adoro.

Erwin Gamonal Prieto. Escuela Boca Biobío Sur 5°B

 

Mamá yo te quiero mucho porque estás embarazada de un bebé, y la voy a ayudar en todo lo que usted quiera; porque quiero que mi hermano nazca bien y que no salga con ninguna parte del cuerpo mala, como otros niños. Y que no pase nada como rabia, tristeza, sufrimiento; y aunque pase, yo siempre voy a estar ahí con usted, y aunque no lo esté, si estaré en su corazón y siempre la voy a querer mamá.

Te doy las gracias mamá por haber creído, cuando nadie creyó en mí. 

Leandro Henríquez. Escuela Boca Biobío Sur.  4° A 

 

Mama, hemos pasado mucho tiempo juntas. Bueno… nueve años nada más, pero es como si hubiera pasado siglos junto a ti. Te agradezco mucho todos los sacrificios que has pasado. Y es por eso que te quiero dedicar un poema. “Del cielo cayó una rosa; el viento se la llevó, y en cada pétalo decía: mamita te quiero yo”. Bueno ese es el poema. Te quiero decir que todas las noches le das vida a mi corazón. Tu eres mi lucero de la noche; por ti me despierto cada mañana. Tú, mi mamá, corazón de oro, mi acompañante de la vida. Cada día te quiero más.

Florencia Margarita Ramírez Valenzuela. 4 año Boca Biobío.

 

A mi madre la voy a celebrar este domingo y muchos días más; porque ella se merece eso y más. Si quieren saber, se las voy a presentar: salimos de mi país y mi mamá siempre nos ayudó. Superamos todo juntas y logramos vencer. Por eso a mi mamá le quiero agradecer.

Y es que ella me ayuda a superar todas aquellas cosas que me hacen llorar. No puedo terminar sin un beso y un abrazo para esa mujer tan especial llamada mamá.

Laura Rebonatto. Enrique Soro.

 

Con mi mamá siempre salimos a muchas partes, pero nuestra favorita es la playa. Cuando íbamos recuerdo que siempre me llevabas contigo a todas partes. Nunca me dejaste solo, por eso eres la mejor mamá. Tú siempre eras mi compañía cuando estaba solo, siempre me consolabas. Por eso te deseo lo mejor en este día, porque nadie podrá superar el amor que te tengo. Mucho cariño a ti. Eres la mejor.

Bairon Carvajal. 5b Escuela Enrique Soro

 

A mi madre quiero agradecer que gracias a ella puedo vivir. Son tantas anécdotas vividas que no se por cual empezar. Aún recuerdo cuando caminábamos desde mi antigua casa hasta Candelaria en los días de lluvia y llegábamos completamente mojadas; pero aun así disfrutaba estar con ella. Cuando peleamos, aunque me enoje demasiado, ella siempre está a mi lado, con todo el amor del mundo e incluso más. No me alcanzan las palabras para agradecer a quien me dio la vida.

María Paz Valenzuela. 6A Enrique Soro.

 

Una vida entera por mi mamá.

Mamá, hace 13 años me diste la vida y gracias por todo. Eres lo mejor, me cuidaste. Gracias por tenernos tanta paciencia y por el cariño que nos dimos. Pero te quiero decir que te amo mucho y que no lo olvides. Gracias por entregarnos tanto amor. por acompañarme y por estar conmigo en las buenas y en las malas, y por tener una familia maravillosa.

Yohana Daza, Enrique Soro 7A

 

Mamá, tú me criaste, me cuidaste, no me dejas jamás. Cuando caigo tú me levantas. Tu eres una persona importante en mi vida, yo te quiero con todo mi corazón. Tu iluminas mi vida, tú me ayudas. Eres necesaria, sin ti no se qué hacer, por eso te deseo un feliz día de las madres.

Joaquín Barrera 5b

 

Una persona con vigor, valor y lealtad es la mejor, y esa es mi mamá. Ella es la paz, ella es amor, es alegría y compasión.
Si no fuera por ella no existiría, porque estuvo 9 meses esperando. Cada día me ama y yo a ella igual, cuando tengo hambre me cocina y me aconseja cuando me porto mal.

Por una  gran prueba ella tuvo que pasar  y cuando nací y el doctor dijo que algo andaba mal, pero hoy en día yo estoy mejor, porque gracias a ella mi vida no sufre y no tengo ningún problema.
Y con esto me despido de la mejor mujer, la que además me enseñó a escribir y a leer.

Juan Melimán. 8°A Enrique soro.
Querida mamita, te quiero decir que te amo mucho por lo bien que me tratas y porque eres cariñosa.
Me gustaría decirte que nadie en la Tierra salió igual a ti, te amo con todo mi corazón.
Cuando era chico tenía miedo y  tú siempre me hablabas y me hacías cariño y así se me pasaba el miedo. Desde ese día no volví a tener miedo. Por cómo me valoraste mamita, te amo con todo mi corazón y te amaré por siempre.

Amaro Toloza Gaete. 5°A colegio Boca Biobío.

 

Yo y mamá.

Hace un tiempo nació una niña llamada Amanda, pero su papá no la quiso; así que se crio con su mamá. Amanda no tuvo problemas, pero su mamá si, y a veces Amanda la veía sufrir, pero aun así se animaba.

Paso un tiempo y Amanda creció. Tenía 8 años y su mamá ya estaba tranquila. La  mamá la puso en un colegio y en kínder un tía que se llamaba Lorena quería muchísimo a Amanda. Pasaron los años y ya estaba en tercero cuando le llegó un comentario de la profesora de si quería participar en un concurso. Aceptó y aquí estoy escribiendo esta historia para ti mamá.

Amanda Silva Rioseco. 3°B Enrique Soro.
Una vez había una mamá muy divertida que le encantaba jugar con su hija. Se divertían mucho, jugaban a la escondida, a la tiña, etc. Un día la niña no quiso jugar con su mamá y vio que se puso un poco triste; así que quiso jugar con ella como jugaban antes, se rieron toda la tarde hasta que se cansaron, y en la mañana jugaron aún más. Su mamá después de jugar hizo la comida de las dos y le quedó muy rica. Ellas dos eran solas, por eso jugaron harto.

Johanna Fuentes Cifuentes. 6°B Boca Bio Bio.

 

Mi mamá.

Mi mamá es una superhéroe para mí, ya sé que todos los niños dicen eso pero es verdad. Ninguna mujer está preparada para ser mamá, pero aun así salen adelante. Mi mamá es una de ellas, se enfrenta a todo por mí, me apoya en las decisiones que tome, me guía en los caminos, es como mi faro de luz. Por eso este día te celebro con todas las ganas del mundo, te quiero, te amo, eres mi persona favorita.

Fernanda Lizama Bastias. 5°B Boca Biobío.

 

Mamá te quiero decir que eres la mejor mamá del mundo porque me has dejado crecer en tus brazos y te quiero mucho mucho. Estoy muy feliz porque tengo la mamá más buena y linda de todo el mundo y te amo mucho.  Y cuando te veo me dan ganas de darte un abrazo muy grande y eres mi vida, mi cariño y mi amor. Eres muy linda, tú me diste mi apellido.

Samira Vega Vega.  4°B Boca Biobío

Mi mamá es una persona inteligente, valiente y muy amable, yo la quiero mucho y ella a mí. Ella tiene un corazón grande para querer a todo el mundo, ella es como una súper heroína, ayuda a los demás y ellos a ella porque su alma es de seda. A ella la quieren porque ella quiere a los demás. Mi mamá siempre nos prepara sorpresas a todos, nunca se olvida de nada, es la mejor del mundo. Yo la amo mucho, yo nunca la cambiaría por nadie en el mundo entero.

Alejandra Candia Mora. 4°A Boca Biobío.

 

Desde que nacimos siempre nuestra mamá está con nosotros en todo momento, ella es la que siempre está contigo en las buenas y en las malas. Ella siempre se sacrifica por ti para que tengas donde vivir. Nunca te dejara de lado porque el amor de una madre es lo único que siempre te seguirá a donde vayas, porque el amor que te da una madre es algo que nadie te puede quitar. Ella siempre te apoyará en todo lo que hagas. Tu madre es como una heroína, siempre te amará mucho.  Te quiero, gracias mamá.

Benjamín González Rivera. 6°A Boca Biobío.

 

Mi regalo para el día de la madre.

Te regalo mamá una sonrisa de rosa y te doy las gracias por darme la vida. Te agradezco mucho por darme una vida hermosa y si tengo que escoger entre 100.000 dólares y tú, te escojo a ti. Cada día es mejor cuando estoy contigo, me has dado todo lo que necesito y te agradezco, siempre estás conmigo y te tengo en mi corazón. Siempre te preocupas por mí y me cuidas y por eso mi regalo para el día de la madre, te regalo todo mi cariño y cuando sea grande haré lo mismo que has hecho conmigo, se la daré a mis hijas y te agradezco por todo. Pásala bien en tu día especial. 
Gracias por todo.

Omar Alvarez. 6°B Enrique Soro.

 

Querida mamá te deseo un feliz día de la madre.

Un día fuimos al centro y compramos ropa, después fuimos a comprar un helado, fuimos a sentarnos a la plaza y vimos un mimo que hizo algo gracioso. Mi mamá se rio y se manchó la cara. Todo el camino hablamos de eso. Te deseo un feliz día de la madre.

Fernanda Fernández. 5°A Enrique Soro.

 

En el día de las madres, en una ciudad de Chile, un niño llamado Joaquín le quiso regalar a su madre un desayuno, pero no tenía dinero. Buscó un lugar para trabajar y poder regalarle aquel desayuno. Trabajó y trabajó, pero le quedaba poco tiempo y se esforzó mucho más y aunque sabía que le faltaba dinero, fue a comprobarlo y se dio cuenta de que faltaba muy poco. Cuando al fin lo consiguió fue corriendo a comprarlo, y se lo entregó a su madre muy feliz de haber logrado su objetivo y de ver a su madre feliz.

Matías Aliaga. Escuela Enrique Soro. 6°B

 

Te quiero mamá. Recuerdo que íbamos a Estados Unidos y nos quedábamos en la casa de mi tía Mai y que salíamos con ella y el tío Greg a un parque y me tiraba del tobogán gigante. Bueno mamá eres linda, bella, hermosa para mí, y lo que quiero decir es que no importa en el lugar que estemos, mientras estemos juntas.

Zoe Guevara M. Escuela Enrique Soro. 3°A

  

Hola Mamá quería decirle que hemos pasado muchos buenos momentos juntas. Ahora se me viene a la cabeza cuando vivíamos en Santiago porque me la pase muy muy bien y espero poder volver a vivir esa experiencia de felicidad de nuevo con usted. Se acuerda cuando fuimos donde mis primos, eso fue muy divertido también y porque usted es mi persona favorita en el mundo entero. ¿Usted cree que podríamos volver a visitarlos?

Te amo mamá.

 Renato Bahamondes. Escuela Enrique Soro. 5°A

 

Érase una vez una mama que era muy hermosa.

Ella es una mamá que sabe resolver todos los problemas, ella me ha enseñado a respetar y ayudar a los demás en cualquier situación. Tú, mamá, eres la razón de mi vida, eres mi súper heroína, la salvavidas de mi corazón, del mundo.

Tú me haces estar bien y feliz. Cuando estoy llorando vas y me sacas una sonrisa, me abrazas y me das amor, el más hermoso del mundo y más grande. Estoy y soy feliz contigo. Te amo mucho, hasta el infinito y más allá.

Madeleine Alarcón. Escuela Boca Biobío Sur. 5°B

_________________________________________________________________________