Escuela de Ballet Corporación Cultural San Pedro de La Paz, los representantes del arte sampedrino

La Escuela de Ballet “San Pedro de la Paz”, se creó con el fin de ser una instancia de formación profesional en el área del ballet clásico para niños a nivel infanto – juvenil, entre las edades de 9 y 12 años en mujeres y 12 a 16 años en varones.

Pero esta escuela no sólo se preocupa de enseñar desde la infancia este arte, sino que también abren un espacio de perfeccionamiento para los jóvenes mayores de 18 años que cuenten con algún conocimiento de ballet u otra técnica de movimiento, permitiéndoles continuar dentro de la danza de manera flexible.

Las clases son dirigidas por el maestro Charles Benner, ex-bailarín y coreógrafo, metodólogo de la Técnica Académico-Clásica, pianista, director artístico e Historiador de la Danza y el Ballet en Chile; además de destacarse por su labor artístico-formativa durante una década al frente del Conservatorio “Izidor Handler” de la Ilustre Municipalidad de Viña del Mar. Todos estos logros de prestigio le permite otorgar un alto nivel a sus estudiantes.

El Ballet de la corporación se posiciona en la actualidad como los más importantes de la región, con un estándar de calidad de las grandes escuelas de danza, logrando una proyección a nivel nacional y mundial.

jefa

COLUMNA DE OPINIÓN

En San Pedro de la Paz hay gusto por la Opera. Esta frase se resuelve junto con la
claridad que va de la mano de la gestión cultural local que la apuesta de hacer
del escenario natural del Anfiteatro, el reflejo de una obra maestra como lo es el
Festival Internacional de Opera “Laguna Mágica” que va por su segunda versión este
año.

El desarrollo cultural de un territorio junto con ir más allá del rescate y acceso de su
patrimonio cultural implica anticiparse a una gestión cultural con proyección, desafío
que en el caso de la organización de un festival internacional, busca una proyección
territorial e internacional.

Las Corporaciones Culturales deben ser dinámicas y movilizar la Cultura desde la
integración y transversalidad, porque por un lado está el público y por otro, los
artistas ávidos de una plataforma de difusión.

La lírica como género debe abrirse a todos los estratos y plataformas, pues de alguna
manera los gestores culturales debemos hacernos cargo de los talentos nacionales
que hoy deben desarrollar su carrera en Chile en el anonimato, para luego brillar en

escenarios internacionales…queremos que ellos sí sean profetas en su tierra.
La apuesta del II Festival Internacional de Opera “Laguna Mágica” pretende masificar
la lírica y ser una plataforma para atender talentos, llenando de 7 mil oportunidades el
Anfiteatro de San Pedro de la Paz.

María Paz Donoso Delgado
Periodista/contacto prensa
cel. 06-2478199