El pasado viernes a institución tuvo una rogativa para dar inicio a un proceso de acercamiento entre las organizaciones étnicas y la comunidad, lo cual incluirá desde talleres y mesas de trabajo hasta la ejecución de una gran escultura en el Parque Violeta Parra.

 Al situarse en la ribera sur del Río Bío Bío, la comuna de San Pedro de la Paz se puede considerar como la puerta de entrada al “Wallmapu” o “Nación Mapuche”, lo cual constituye una invitación a valorar la cultura étnica de aquel territorio. Bajo ese afán, este año la Corporación Cultural de San Pedro de la Paz intensificará la presencia de las expresiones étnicas dentro de su programación anual gracias a la creación de la Mesa Cultural de Asuntos Indígenas”, lo cual incluirá desde talleres de mapudungun hasta exposiciones y obras en infraestructura, entre otras acciones.

Lo anterior involucra un trabajo en conjunto entre la corporación y las distintas organizaciones indígenas que coexisten en la comuna como “Inaltu Lafken” o “Newen Leufu”, las que a su vez conforman la Agrupación Cultural Mapuche “Newen Purrun”, quienes contarán con las dependencias de la Casa de la Cultura y el entorno del Parque Laguna Grande para la realización de reuniones, ferias, expresiones artísticas y rituales con valor patrimonial.

Como una manera de iniciar esta nueva etapa, y coincidiendo con la celebración del “Wetripantu” o Año Nuevo Mapuche, esta mañana se realizó una rogativa o “Llellipún” en el frontis de la corporación, acto que incluyó la instalación de la bandera mapuche, así como la plantación de un canelo (árbol sagrado). El acontecimiento es fruto de un trabajo de meses de conversaciones con representantes de las distintas agrupaciones mapuches de la zona, destacando la presencia lafquenche, quienes se caracterizan por su actividad costera y lacustre.

María Angélica Ojeda, gerente ejecutiva de la Corporación Cultural de San Pedro de la Paz, explicó que esta serie de actividades es producto de las inquietudes expresadas por la propia comunidad sampedrina, al tratarse de una zona donde existe amplia presencia de la cultura mapuche.

“Como corporación cultural no podemos estar ajenos a la gran riqueza de nuestros pueblos originarios; la cual no sólo abarca áreas como la música, el lenguaje, la orfebrería o gastronomía, sino que además tienen una visión de mundo que se vincula al cuidado y la protección de la Naturaleza, un tema muy actual e importante para los sampedrinos”, sostuvo la gestora cultural.

Por si fuera poco, a estas actividades se sumará la realización de una escultura en gran formato a cargo del artista Augusto Acosta, la cual fue aprobada por el Concejo Municipal y el alcalde de la ciudad con un costo de 45 millones de pesos y que se ubicará en la comuna. La obra toma distintos elementos de la cultura y la cosmovisión mapuche, lo cual sin duda fortalecerá la identidad indígena de aquel territorio.